¿Cuándo tengo que llevar mi bebé al osteópata?

Tanto para realizar una revisión como por una patología en concreto la Osteopatía pediátrica tiene múltiples beneficios y no existen riesgos en su aplicación, puesto que se utilizan técnicas manuales muy suaves e indoloras. Engloba el tratamiento desde el bebé acabado de nacer hasta la adolescencia.

Las principales indicaciones en pediatría son:

– Para realizar un control postural
– Cuando hay dificultades en la succión/lactancia
– Para alguna patología respiratoria
– Dificultades en el sistema digestivo y su desarrollo
– Cuando aparece una alteración en la evolución motriz
– Una obstrucción en el lagrimal
– Cuando hay deformidades craneales debidas al uso de fórceps

Cada bebé es un mundo, por eso si tenéis alguna duda lo más ideal es ponerse con contacto con un especialista en pediatría.

Leave a reply